viernes, 14 de septiembre de 2012

Dios te ha llamado a dirigir

¡El liderazgo es para todos! ¿Por qué hago tal afirmación? Porque cada persona que acepta a Cristo es llamada por Dios para influenciar a otros. El liderazgo no es sólo para un grupo selecto, es para todos.

Hace varios años J. Oswald Sanders escribió en su libro, Liderazgo espiritual, la mejor definición del liderazgo que yo haya leído. Él simplemente dijo: "El liderazgo es influencia". Yo me he adherido a esta definición y la he enseñado a miles y miles de personas durante años. Si eres un seguidor de Cristo, entonces reconoces que Dios te llamó para que influenciaras a otros. Jesús lo dijo de la siguiente manera: "Ustedes son la sal de la tierra... Ustedes son la luz del mundo... que su luz brille delante de los hombres para que vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en los cielos" Mateo 5:13-16).

No importa si eres un ejecutivo o un ama de casa si eres cristiano, eres llamado a influenciar a otros. Es por eso que debes aprender a ser un mejor líder, ya seas un padre de familia, pastor de una iglesia, presidente de una compañía, o un líder en potencia para la siguiente generación.

El problema es que si eres como la mayoría de las personas, es probable que cuando te levantas en la mañana y te miras al espejo, no dices: "Bien, aquí veo a un gran líder". La mayoría de las personas en la actualidad no creen que pueden hacer un impacto positivo en el mundo en el que viven. Eso incluye hasta a la mayoría de los pastores.

La verdad es que existen pocos líderes innatos, pero todos tenemos el potencial. Yo creo que tú puedes convertirte en un mejor líder sin importar tu edad, género, estado civil, o profesión.

Quiero que te veas a ti mismo como un líder. Quiero que aprendas de los mejores líderes que hayan existido: los hombres y mujeres de la Biblia. No importa que tan fuerte o tan débil sea tu liderazgo, quiero que mejores y alcances tu máximo potencial de liderazgo para la gloria de Dios.

John C. Maxwell


No hay comentarios: