martes, 25 de septiembre de 2012

Elí


Elí era una persona del Antiguo Testamento con un problema muy moderno. El reconocimiento y el respeto que se ganó en público no se extendía a la manera en que manejaba sus asuntos privados. Pudo haber sido un excelente sacerdote, pero fue un padre deficiente. Sus hijos le trajeron aflicción y ruina. Carecía de dos importantes cualidades necesarias para disciplinar a los hijos de una manera efectiva: firme determinación y acción correctiva.

Elí respondía a las situaciones en vez de resolverlas. Pero aun sus respuestas tendían a ser débiles. Dios señaló los errores de sus hijos, pero Elí hizo muy poco para corregirlos. Es claro el contraste que existe en la manera en la que Dios trató con Elí y en la que Elí trató con sus hijos. Dios dio una advertencia, señaló en detalle las consecuencias de la desobediencia y luego actuó. Elí solo advirtió. Los hijos necesitan saber que las palabras y las acciones de sus padres van juntas. Tanto el amor como la disciplina deben ser dichas tanto como llevadas a la práctica.

Pero Elí tenía otro problema: estaba más preocupado con los símbolos de su religión que con el Dios que representaban. Para Elí, el arca del Pacto se había convertido en una reliquia que debía ser protegida y no en un recordatorio de su Protector. Su fe pasó de apuntar al Creador para apuntar a lo creado.

Puede ser más fácil adorar las cosas que podemos ver, ya sean edificios, personas o las mismas Escrituras, pero estas cosas tangibles no tienen poder por sí mismas. El libro que está leyendo es o una mera reliquia religiosa respetable o es la aguda y efectiva Palabra de Dios. Su actitud hacia ella se forma en gran manera por medio de la relación que tiene con el Dios de quien ella proviene. Una reliquia o una antigüedad tiene que estar muy bien guardada. La Palabra de Dios tiene que ser usada y obedecida. ¿Cuál actitud describe con exactitud su enfoque de la Palabra de Dios?

Puntos fuertes y logros :
-- Juzgó a Israel durante cuarenta años.
-- Habló con Ana, la madre de Samuel, y le aseguró la bendición de Dios.
-- Educó y entrenó a Samuel, el más grande juez de Israel.

Debilidades y errores :
-- No supo disciplinar a sus hijos o corregirlos cuando pecaron.
-- Tenía la tendencia de reaccionar ante las situaciones pero no tomaba una acción decisiva.
-- Vio el arca del pacto como una reliquia para ser atesorada, en vez de verla como un símbolo de la presencia de Dios en Israel.

Lecciones de su vida :
-- Los padres necesitan ser responsables de la disciplina de sus hijos.
-- La vida es algo más que un simple reaccionar, demanda acción.
-- Las victorias pasadas no pueden sustituir la verdad presente.

Datos generales :
-- Dónde: Silo.
-- Ocupaciones: Sumo sacerdote y juez de Israel.
-- Familiares: Hijos: Ofni y Finees.
-- Contemporáneos: Samuel.

Versículos clave :
"Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos. Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin. Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado. Por tanto, yo he jurado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no será expiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas" (1 Samuel 3:11-14).
Su historia se relata en 1 Samuel 1-4.
También se menciona en 1 Reyes 2:26-27. 

Biblia del Diario Vivir


No hay comentarios: