jueves, 27 de septiembre de 2012

La Metáfora

Esta figura, del griego metaphorá = transferencia, consiste en transferir a una cosa, sin previo aviso, el significado de otra, por cierta analogía que existe entre ambas. 

Se distingue del símil en que este anuncia de antemano la semejanza por medio del adverbio "como". Por ejemplo, mientras el símil dice: "Toda carne es como hierba" (1 Pedro 1:24), la metáfora dice: "Que toda carne es hierba" (Isaías 40:6). Así que el símil se ajusta más al hecho, pero la metáfora apela mejor a la imaginación y al sentimiento. 

Recurrimos a la metáfora cuando decimos de una fotografía: "Éste es mi padre", aún cuando la fotografía se asemeje ya poco al padre real, pues en ella no se trata de "semejanza" sino de "representación". Más aún, una misma metáfora puede aplicarse a dos objetos distintos, y hasta contrarios, para representar dos cualidades distintas. Por ejemplo, hallamos que el vocablo "león" se usa, tanto aplicado a Cristo (como "Rey vencedor" -Apocalipsis 5:5-), como al diablo (como "devorador" -1 Pedro 5:8-).

Salmo 23:1
Este verso dice: "Yahweh (es) mi pastor".
Es una metáfora muy expresiva, pues se nos representa a Dios como el que cuida y alimenta a su pueblo mejor de lo que lo pueda hacer el pastor humano más experto y amoroso con relación a sus ovejas. Prueba de ello podemos verlo en los versos siguientes donde se pueden apreciar los beneficios de estar al cuidado de Dios como pastor.

Salmo 84:11
Este verso dice: "Porque sol y escudo (es) Yahweh Dios".
En esta metáfora, simplemente, nos refiere a Dios como la luz que nos guía y la defensa por la que podemos vivir confiados.

Mateo 5:13
Este verso dice: "Vosotros sois la sal de la tierra".
Es decir, que representamos con relación a la tierra lo que la sal literal representa con relación a otras cosas, dando sabor a los alimentos y preservándolos de la corrupción y la destrucción.

Mateo 26:26
Este verso dice: "Esto es mi cuerpo".
Aquí encontramos un pasaje de la Biblia muy distorsionado y mal interpretado, por no atender al sentido figurativo del verbo "es".

Son muchísimas las metáforas que podemos conseguir en la Biblia. Pero recordemos que las metáforas son figuras que implican CAMBIO, que afectan la APLICACIÓN, en cuanto al SENTIDO.


No hay comentarios: