jueves, 30 de enero de 2014

Cienciología - Dianética

CIENCIOLOGÍA
L. Ron Hubbard, fundador de la Cienciología, y dos de sus best-seller.
Cortesía de Jack M. Roper/CARIS.

Historia. «Escribir al precio de un centavo por palabra es ridículo. Si un hombre realmente quiere ganar un millón de dólares, lo mejor que puede hacer es empezar su propia religión». Estas palabras, citadas en la revista Time del 10 de febrero de 1986, fueron pronunciadas por L. (LAFAYETTE) RON HUBBARD (1911–1986). De hecho, Hubbard hizo tal declaración tan pronto como en el año 1949, no en 1986. En 1950 publicó su éxito editorial Dianetics: The Modern Science of Mental Health (versión en español la Dianética: La Ciencia Moderna de la Salud Mental, New Era Publications España) que se convirtió en el libro de texto de una religión que él mismo inventó en 1955, conocida popularmente como la cienciología. Hubbard ha descubierto efectivamente la forma de ganar un millón de dólares, o incluso más.
Nacido en Tilden (Nebraska), pasó gran parte de su infancia en Helena (Montana). Asistió a la Universidad de George Washington y, según sus publicaciones, se licenció en la rama de ingeniería civil. No obstante, los registros de la universidad indican que el estudiante Hubbard cursó tan sólo dos años y no aprobó el segundo año al suspender física debido a lo cual, fue puesto en prueba académica.
Hubbard encontró el éxito como escritor de ciencia-ficción en los años treinta, antes de la publicación de Dianética y a los 29 años organizó la Asociación Internacional de Cienciólogos Hubbard. Pasados diez años, en los cincuenta, se hizo famoso gracias a la publicación de Dianética, que vendería millones de copias en las tres décadas siguientes.
En 1955 Hubbard estableció la Iglesia Fundadora de la Cienciología en Washington, D. C., y Nueva York. En el principio, la sede internacional de la cienciología se ubicó en Saint Hill (Inglaterra), aunque actualmente se encuentra en Los Ángeles (California). Entre 1965 y 1975 Hubbard repartió su tiempo y residencia entre Sussex (Inglaterra), y un barco de 100 metros de eslora llamado Apollo, junto con una flotilla a veces llamada «Sea Org» (Organización del Mar).
Los problemas con la ley irrumpieron en 1963 cuando la FDA (Administración de Alimentos y Medicinas) asaltó a la iglesia de Washington D. C., basando su actuación en que debía prohibirse el dispositivo E-METRO de Hubbard utilizado por la iglesia. La iglesia ganó su apelación en 1971 gracias a la cláusula de libertad religiosa de la constitución norteamericana.
Durante la segunda mitad de los setenta Hubbard desapareció de la vista del público y de su familia, viviendo a escondidas. Algunas fuentes sugieren que en esa época estuvo viviendo en California. En 1982 el hijo de Hubbard, Ronald DeWolf, solicitó al Tribunal de California que le nombrase apoderado de los bienes de su padre basándose en que había muerto. Sin embargo, el tribunal dictó fallo que Hubbard seguía bien vivo. DeWolf era uno de sus cinco hijos y había cambiado su nombre para renunciar a su padre, afirmando que era «uno de los mayores estafadores del siglo». La muerte finalmente le llegó a Hubbard en 1986. Durante sus últimos años (de forma parecida al desaparecido Howard Hughes), Hubbard se había convertido en un auténtico ermitaño. No obstante, dejó atrás un movimiento que en 1985 podía vanagloriarse de aproximadamente tres millones de miembros. En el momento de la publicación de este libro, el movimiento estaba dirigido por David Miscavige (n. 1961).
Igual que la IGLESIA DE LA UNIFICACIÓN y la MEDITACIÓN TRASCENDENTAL, la cienciología ha intentado reagruparse y reorganizarse con el propósito de promulgar con éxito sus presuposiciones religioso-psicológicas de una forma secular. Además de la educación, la organización se ha dedicado a la asistencia sanitaria, los negocios, el entretenimiento y las editoriales.
Enseñanzas. La ambición de Hubbard sólo era superada por su gran imaginación. Combinó el psicoanálisis freudiano con el pensamiento oriental e ideas de sus escritos de ciencia ficción y para producir una religión que ha obtenido una amplia atención de parte de quienes buscan una buena salud mental.
Algo fundamental en la cienciología es el concepto de que la mente está dividida en dos partes básicas: HUMANA y REACTIVA. La mente humana percibe, recuerda y razona mientras que la mente reactiva registra ENGRAMAS. La mente es vulnerable a los engramas durante momentos traumáticos, particularmente durante la etapa prenatal y el nacimiento. Dichas experiencias, que frecuentemente resultan muy dolorosas, no son recordadas por la mente humana y, por tanto, no aparecen en el nivel de la consciencia. La clave para alcanzar la salud mental es someterse al examen y tratamiento de un AUDITOR cuyo propósito es poner al descubierto los engramas ocultados por la mente reactiva en el sujeto PRECLEAR y borrarlos. La persona que ha logrado borrar todos los engramas recibe el nombre de CLEAR. Los auditores utilizan un dispositivo llamado E-metro, que mide la respuesta y resistencia del cuerpo a los engramas.
Todo lo anterior describe la orientación psicológica de la cienciología. Ahora bien, el fundamento religioso sobre el que se construye sale de la noción de que los seres humanos anteriormente eran TETANS. Los tetans renunciaron a sus poderes divinos para entrar en MEST (materia, energía, espacio, tiempo), o la tierra. Sobre la tierra tuvo lugar un proceso de evolución y los seres humanos, que no podrían recordar su preexistencia como tetans, surgieron en el escenario de la historia. Como el MORMONISMO, las religiones orientales y el MOVIMIENTO NUEVA ERA, la cienciología enseña que existe cada ser humano un estado preexistente de deidad que puede recuperarse.
Una frecuente técnica de reclutamiento de la cienciología es preguntar a un individuo en la calle si le gustaría realizar una prueba gratuita de personalidad. Se recogen las respuestas en un gráfico y después se muestra el resultado a la persona. Casi siempre los resultados indican la presencia de engramas en la mente reactiva del individuo. De todos modos, la prueba de personalidad es la única parte gratuita del proceso. Según los últimos datos, el coste de convertirse en «clear» es de 2. 500 dólares, como mínimo. Al alcanzar el estado de clear, el iniciado recibe clases con títulos como «Asesoramiento del Rundown de Certeza de Clear». Este cursillo de cinco horas cuesta 2. 800 dólares. En ese nivel, el clear es capaz de progresar hacia los cursos avanzados para llegar a convertirse en OT (thetan operativo). Hay nueve etapas de OT, que pueden costar a quien quiera superarlas hasta más de 80.000 dólares.
PAUL TWITCHELL fue miembro de la Iglesia de la Cienciología antes de fundar ECKANKAR. Supuestamente fue uno de los primeros en alcanzar el estado de clear.
A continuación se exponen las doctrinas básicas de la cienciología, junto con algunas comparaciones con el CRISTIANISMO:
Dios—El universo contiene muchos dioses y hay otros incluso más allá.
El cristianismo, por su parte, es estrictamente MONOTEÍSTA (Éx. 20:3; Dt. 6:4; Is. 44:6). La iglesia siempre ha confesado «un Dios, el Padre Todopoderoso» (Credo Niceno, Apéndice I) que se manifiesta en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Jesucristo—«Ni el Señor Buda ni Jesucristo eran OTs (tetans Operativos, el más alto nivel de la cienciología) según la evidencia. Ellos estaban ligeramente por encima del nivel de clear».1
La cienciología cae aquí en una previsible coincidencia con otros grupos orientales que tienen una alta consideración de Jesús como gran AVATAR, pero niegan su exclusivo lugar como Rey de Reyes y Señor de Señores, como «verdadero Dios, nacido, no creado, siendo de una sola substancia con el Padre, por quien todas las cosas fueron creadas» (Credo Niceno). Numerosos pasajes de la Escrituras reflejan la CRISTOLOGÍA de la iglesia, como Juan 1:1–18; Colosenses 1:15–17; 1 Timoteo 3:16; y Hebreos 1:13.
La cienciología denigra la cruz como símbolo antiguo introducido por «preclears de hace un millón de años».2 No obstante, la cruz es el eje central de la iglesia que no puede desestimar la tradición bíblica (Hch. 2:14; 3:11–26; 1 Co. 2:2)3
Humanidad—Como ya hemos mencionado, la cienciología considera el ser humano como un thetan caído. Los seres humanos tienen el potencial para ser entrenados (auditados) para una percepción de su deidad pre-MEST. Como en muchos grupos religiosos orientales, la cienciología no distingue entre Creador y creación.4 Esto conlleva inevitablemente importantes consideraciones. El cristianismo mantiene con fuerza la distinción entre Dios y su creación. Los seres humanos son creados a imagen de Dios, no a imagen de un thetan. La raza humana se encuentra en un estado de caída, de rebelión activa contra Dios (Gn. 3). El mensaje esencial de la iglesia cristiana es que, mediante la persona y obra de Jesucristo, Dios ha hecho posible poner fin al pecado y a la rebelión, por medio de su promesa de vida eterna en Jesucristo (Juan 3:16).
Pecado—No existe tal cosa como pecado o mal.
Infierno—El INFIERNO es un mito y un invento, es un cruel engaño perpetrado por los miserables para que los demás puedan ser igual de miserables.
Para el cristianismo, el infierno, o estado de tormento eterno, no es un mito. Jesús habló claramente sobre el tema (Mt. 25:41–46). Juan menciona un «lago de fuego» (Ap. 20:15) al que los malvados serán enviados en el Día del Juicio. Hay que reconocer que la creencia en un infierno literal no está de moda en las expresiones liberales y modernas del pensamiento cristiano, pero el cristianismo tradicional, en sus varias posiciones denominacionales, ha mantenido sistemáticamente que el infierno de que habla la Biblia es una realidad cierta en la vida posterior para aquellos que no se arrepienten.
Salvación—La cienciología considera que la salvación es la liberación de las reencarnaciones, concepto que claramente han adoptado del HINDUISMO y sus ideas sobre la REENCARNACIÓN. Todas las religiones son caminos que conducen a la salvación.
Cielo—No existe el cielo tal como lo define la BIBLIA, pero sí existe en tanto que es la incorporación de un estado deificado al que la humanidad puede volver.
Aquí Hubbard no propone nada que no sea típico de una conceptualización oriental de la SOTERIOLOGÍA. Sin una doctrina de pecado original o condenación eterna y con una visión panteísta de la vida y de Dios, la cienciología deja que cada uno busque la salvación que está latente en el alma humana y fundamentada en el pasado y en las vidas pasadas del ciclo de reencarnaciones. El cristianismo, por otro lado, no fundamenta la salvación en la capacidad latente que reside en el ser humano sino más bien en la persona y obra de Jesucristo. Los cienciólogos buscan respuestas a la vida en los profundos rincones de la psicología de su pasado y de sus vidas anteriores. El cristianismo también depende del pasado, pero de un pasado que tiene fundamento histórico en la crucifixión y resurrección de Jesús de Nazaret, no un pasado basado en reflexiones psicológicas.
Conclusión. Las principales publicaciones de la cienciología son SOURCE, publicada por el Flag Organization Service de la Cienciología, The Auditor, publicada por la Iglesia de la Cienciología en California-la Organización Saint Hill, y Advance, publicada por la Iglesia de la Cienciología en California-Organización Avanzada de Los Ángeles (California). Dianética: la ciencia moderna de la salud mental sigue disfrutando de una gran popularidad. En los años posteriores a la muerte de Hubbard, la cienciología ha realizado una gran campaña publicitaria. En un intento de aumentar las ventas y los miembros, Dianética ha sido avalada por personas celebres del mundo del cine y del deporte en los medios de comunicación. El cristianismo no comparte el estilo de un movimiento que ha llegado al éxito a través de la «virtud por asociación». Al fallar tal esfuerzo, la imagen de la iglesia ha optado por situarse fuera del escenario religioso. Los medios de comunicación no acaban de convencerse y la iglesia cristiana continúa considerándola como otra religión alternativa.
A principios de 1992, David Miscavige apareció en el programa Nightline de la cadena norteamericana ABC, en una entrevista exclusiva con Ted Koppel. Su aparente propósito al conceder dicha entrevista era mejorar la imagen de la iglesia. Actualmente la Iglesia de la Cienciología ha presentado un pleito por difamación por valor de más de cuatro millones de dólares contra la revista Time, Time-Warner y el periodista Richard Behar por su artículo y tema de portada de Time del 6 de mayo de 1991, titulado «The Thriving Cult of Greed and Power» (El floreciente culto de avaricia y poder). También se encuentran en litigio algunas fuentes citadas por Behar. No obstante, los representantes de Time insisten en la veracidad del artículo.

Acerca de la implantación de la secta en España, se puede obtener abundante información y fuentes de hemeroteca en Vallés, R., Las sectas: el cáncer del año 2000, Terrassa (España), CLIE, 1989. 


No hay comentarios: