jueves, 27 de febrero de 2014

Hare Krishna

Historia. La Sociedad Internacional para la Consciencia de Krishna, también conocida como HARE KRISHNA, llegó a los Estados Unidos en 1956, cuando BHAKTIVEDANTA SWAMI PRABHUPADA (1896–1977) pasó junto a la Estatua de la Libertad y llegó a Nueva York. Prabhupada recibió su educación de la escuela Vaisnava y del Colegio de la Iglesia Escocesa. Estudió filosofía, inglés, economía y empresariales. Estudió también el HINDUISMO con el GURU Srila Bhaktisiddhanta Saraswati Goswami Maharaja, de la línea de gurus que se remonta al Guru CHAITANYA, del siglo xvi, que había enseñado que KRISHNA (también escrito Krsna o Krisna) era el Señor supremo sobre todas las otras deidades, incluso VISNÚ. Chaitanya también se convirtió en un crítico de las tendencias filosóficas y académicas prevalecientes en el hinduismo de su tiempo y regresó hacia un énfasis más religioso y devocional. Chaitanya agrupó pronto muchos seguidores, de lo que nació consciencia de Krishna y se puso la base de lo que sería ISKCON. Eran habituales los cantos en el nombre de Krishna. Se desarrolló un sucesión de gurus dedicados a las enseñanzas de Chaitanya a través de varios siglos, formando la cadena a la que se uniría con el tiempo Swami Prabhupada.
En 1922 Prabhupada fue iniciado por su mentor Goswami en el BHAKTI YOGA. Las décadas siguientes lo encontramos extendiendo sus doctrinas y estudiando la BHAGAVAD GITA. En 1944 editó una revista titulada Back to Godhead [Volver a la Deidad] y 15 años después Prabhupada decidió que, para servir al Señor Krishna completamente, tenía que renunciar a todos los lazos familiares y en 1959 tomó los votos llamados SAMYASIN.
Prabhupada concentró la mayor parte de su atención en los Estados Unidos. En 1965, a su llegada (se cree que llegó con 8 millones de dólares de su posesión) empezó inmediatamente a difundir las enseñanzas de consciencia de Krishna hacia muchos de los grupos de la contracultura y consiguió pronto seguidores. Se establecieron centros en varias ciudades importantes como Los Ángeles, Berkeley y Boston (EE.UU.) El modesto número de seguidores creció a finales de los sesenta y principios de los setenta, una época de gran turbulencia social. George Harrison, uno de los Beatles, se convirtió en uno de sus seguidores y dedicó su canción «My Sweet Lord» a Krishna.
Prabhupada produjo muchas publicaciones aparte de Back to Godhead. En 1968 escribió un extenso comentario junto al texto completo de la Bhagavad Gita, con el título de BHAGAVAD GITA AS IT IS (Bhagavad Gita tal como es). Este es el libro que sus devotos leen fielmente.
Enseñanzas. El rasgo más distintivo del pensamiento de ISKCON es la creencia en que SANKIRTANA es el medio todosuficiente para alcanzar la salvación, o libertad del SAMSARA. Los adeptos se juntan a menudo en las calles de la ciudad, aeropuertos y otros lugares públicos. Se pueden distinguir por sus túnicas y sus cabezas rapadas (aunque dejan una coleta llamada SIKHA). El canto, llamado KIRTANYA, es un MANTRA de 16 palabras: Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna, Krishna, Hare, Hare, Hare Rama, Hare Rama, Rama, Rama, Hare, Hare.
La filosofía religiosa que representa la base de ISKCON es esencialmente idéntica al hinduismo en el que tiene sus origenes. Se enseña el DUALISMO entre cuerpo, o materia, y espíritu. De aquí que todos los deseos del cuerpo sean esencialmente malos y deben ser suprimidos. De hecho, la mera existencia del cuerpo humano es evidencia de que el KARMA había producido diferentes, si no mejores, resultados en una existencia previa.
Aquí se describen algunas doctrinas concretas de ISKCON:
Dios—ISKCON, como la religión de donde procede, es PANTEÍSTA. Krishna es todo y todo es Krishna. Solo él es la personalidad de la divinidad.
Jesucristo—Jesús es el hijo de Krishna, o una ENCARNACIÓN suya.
Infierno—El INFIERNO es un estado de castigo pero no de eterna condenación, como enseña el CRISTIANISMO tradicional. «Los que son muy pecadores en su vida terrenal tienen que experimentar diferentes tipos de castigo en diferentes planetas. Sin embargo, dicho castigo no es eterno».
Salvación—La salvación se obtiene mediante una completa devoción a Krishna.
Autoridad—Los textos autoritativos de ISKCON son los escritos sagrados hindúes así como los de Prabhupada.
Cuando ISKCON empezó a ganar popularidad y se establecieron centros y templos, algunos estudiantes, llamados BRAHMACARIN, hicieron voto de abstinencia de carne, licores, sexo, juego, etcétera. Vivían en templos establecidos. Cada día se levantaban a las tres de la madrugada para la PUJA. Este debía consistir principalmente en rondas de 16 cantos del mantra de Krishna. Una parte importante de la preparación del estudiante era someterse a la disciplina de un guru legítimamente reconocido (uno preparado por Prabhupada, quien a su vez procedía de Chaitanya a través de una línea de sucesión). Además de la preparación, el adepto debía emplear el resto del día en las calles y aeropuertos cantando el Kirtanya, pidiendo dinero y haciendo proselitismo. El 22 de junio de 1992, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictó que «los que piden donativos deben tener restringido el acceso a las terminales de aeropuertos». Un portavoz de la SECTA declaró que era «un serio golpe».
Un segundo grupo de adeptos, llamados GRIHASTHA, se distinguen de los brahmacarin en que viven fuera del templo. No obstante, su sumisión a un guru y su amor y devoción a Krishna no quedan comprometidos.
Conclusión. ISKCON no está exento de críticas en Norteamérica. El grupo se ha convertido en el objetivo de investigaciones legales sobre sus métodos de proselitismo. Como con cualquier movimiento, el tiempo ha tendido a institucionalizarlo y se han producido muchas modificaciones en los últimos años. Para la mayor parte ya no hay túnicas ni cabezas afeitadas (muchos siguen afeitándose la cabeza pero se ponen peluca). Ya no se exige a los miembros que vivan en templos en la medida en que la adoración se desarrolla en altares erigidos en las casas. Estas mejoras no han disminuido de forma significativa la desfavorable imagen de su pasado reciente, pero su membresía ha permanecido estable en los Estados Unidos durante los ochenta.
En 1977, una vez de regreso en Bombay (India), Prabhupada tuvo un infarto cardíaco que le produjo la muerte. Dejó atrás a unos 6.000 devotos sólo en el templo de Bombay, sin mencionar los muchos seguidores de templos de todo el mundo. La membresía total incluye a unos 2. 500 monjes, 250.000 sacerdotes laicos y 1 millón de miembros adoradores. ISKCON no ha crecido en ninguna parte con la rapidez que lo ha hecho en los Estados Unidos. Once gurus han sucedido a Prabhupada desde su muerte.

En España y los países hispanoamericanos también realizan una intensa labor de captación, aunque con poco éxito. Para los datos referidos a España, véanse los libros de Pepe Rodríguez, César Vidal y Ramón Vallés en la bibliografía.


No hay comentarios: