lunes, 17 de febrero de 2014

La superación de los obstáculos (parte 5 de 7)

Error 5
Tomar atajos
Me gusta creer que soy demasiado inteligente para que alguien me tome por tonto. Pero puede suceder. Especialmente si me propongo tomar atajos.
Dicen que los farsantes tienen éxito porque la gente es avara. Saben cómo se comportan los avaros y sacan provecho de esto. Los farsantes que atacan a los cristianos se aprovechan de su confianza y su benevolencia. Sin embargo, usted puede reconocerlos generalmente cuando comienza a estudiar las referencias. Las posibilidades de ser estafado por un farsante experto son mínimas. La investigación más modesta los hace escabullir. Quien llegue a engañarlo probablemente será alguien a quien usted conoce.
Hace varios años comenzamos a ayudar a un par de médicos locales que trabajaban en un rincón del mundo muy necesitado. Dirigían varias clínicas y proyectos para los pobres. Durante años fue un ministerio impresionante—hay que reconocerlo. Estos doctores podrían haber hecho mucho dinero en su país, pero escogieron servir a los pobres. Para eso necesitaban de subvención financiera. No pedían mucho, y además eran diestros en escribir cartas de oración y en comunicarse con los dadores pudientes. Con el correr de los años, realizamos algunas visitas relámpago, pero como teníamos otros problemas que nos apremiaban, nos resultó fácil tomar atajos.
Los médicos comenzaron a gozar de un estándar de vida más alto. Sospecho que se acostumbraron al mismo, tal como las familias de clase media de Estados Unidos. El estilo de vida tiende a elevarse para igualar el ingreso y luego excederlo. Debido a que no rendían cuentas, a los misioneros les resultó cada vez más fácil gastar el dinero en sí mismos en lugar de usarlo para el ministerio.
Cuando dejamos de tomar atajos, los engaños comenzaron a hacerse ver. Primero, notamos que los médicos planeaban viajes constantemente de modo que fuese imposible pasar tiempo con ellos. Luego se apropiaron del orden del día, desviando a nuestro equipo de visitación de los puntos de interés. Finalmente, pusimos la farsa al descubierto y las evidencias del fraude fueron dolorosamente obvias.
Remedio: desarrollar procedimientos
de evaluación y usarlos

Establezca procedimientos para conocer a fondo los nuevos ministerios y para mantener la rendición de cuentas con los socios actuales. Por ejemplo, mire a un ministerio a través de los siguientes seis lentes:
1. Estudie las prioridades del ministerio y compárelo con otros ministerios cristianos del área.
2. Busque llegar a acuerdos en las posturas teológicas básicas.
3. Verifique la reputación y la relación del ministerio con las iglesias locales y otras agrupaciones de cristianos.
4. Examine la situación financiera y la base del sostén del ministerio.
5. Identifique las metas y los objetivos específicos del ministerio.
6. Analice la estructura y la calidad de la junta directiva.
Lo que usted puede aprender acerca de un ministerio mirándolo a través de estos lentes es útil tanto para cultivar una relación como para examinar a un ministerio nuevo.



No hay comentarios: